Tenemos dos opciones que según escribimos las palabras cambiando el orden, tienen significados diferentes.

Vestidos con historia o historia con vestidos

Vestidos con historia

Imaginate compartir un momento de gran felicidad de una persona que con una prenda en concreto le dio su momento de mayor felicidad..

Ese día que te vistes exclusivamente para ese momento tan importante en tu vida, que al final se convierte en uno de los días más importantes de tu vida y querer compartirlo con otra persona para que sienta lo que sentiste. FELICIDAD

Esa entrevista para conseguir ese trabajo que deseabas, el día que decidiste que esa era la persona con la que querías compartir tu vida, esa cita tan importante, cualquier momento que sentiste plenitud

Os mostramos un fabuloso ejemplo de una fabulosa historia detrás de un vestido.

Nos hicimos con el por casualidad, se veía un vestido fabuloso, el anuncio era muy explicativo, indicaba el estado perfecto, el día después de su boda fue llevado a la tintorería, dejándolo como nuevo pero llevando una historia de amor y felicidad

Con el vestido nos llegó el cinturón y el belo, todo ello bien protegido con una funda guardapolvos y una maravillosa nota que nos indicaba su deseo de que ese vestido acompañe a otra persona en su momento de gran felicidad.

No sabemos como fue, solo sabemos que fue una sensación de plenitud.

Ella se sentía feliz y ese vestido la acompañaba.

Ahora toca que acompañe a la siguiente… y que no pare la cadena.

A la prenda siempre le acompañara su nota de su primer comprador y posteriores, contando una breve historia de su momento acompañada de la prenda.

Estas prendas tienen que haber sido conservadas en perfecto estado.

TIENEN QUE SER DE EXCELENTE CALIDAD O NUEVOS

Dependiendo el tipo de prenda se valorara el número de propietarios.

Los vestidos de momentos especiales, como bodas, comuniones, celebraciones importantes.

Podrán tener varios propietarios con sus historias,mientras la prenda se encuentre en perfecto estado.

El resto de prendas tienen que tener como máximo y mínimo una historia.

Si es nueva con o sin etiquetas. La historia se debe de basar en porque lo adquiriste, para que momento pensabas ponértelo, que te hizo sentir.

Prendas prácticamente nuevas o utilizadas en un único momento.

Estas deberán llevar una nota de un único propietario contando para que momento utilizo esta prenda y lo que hizo sentir.